Etiqueta: escritor

Acércate a la novela de Manuel Halcón

Queridos lectores:

www.academiaagoralebrija.com

www.academiaagoralebrija.com

Hoy se cumplen 27 años del fallecimiento del escritor sevillano, Manuel HalcónPor ello, buscando como acercaros a su obra, hemos encontrado un artículo que realizo el periódico ABC sobre su obra.

 

 

“Aproximaciones a la novelística de Manuel Halcón”

Se ha cumplido recientemente el centenario del nacimiento del novelista Manuel Halcón (Sevilla, 1903-Madrid, 1989). La primera obra que leímos de Manuel Halcón, fue «Monólogo de una mujer fría», aparecida en 1960. Después, «Re-cuerdos de Fernando Villalón», uno de los textos a los que volvemos de vez en vez. Y paulatinamente fuimos conociendo todas sus narraciones. Llegando a la conclusión de que Manuel Halcón es un novelista que ha seguido siempre una linea inalterable, y que su obra no ha sido bien entendida por cierto sector de la crítica, porque para entenderla tal vez sea preciso conocer la idiosincrasia andaluza a distintos grados, dada su variedad de conceptos sobre los estamentos sociales.

Manuel Halcón, que empezó escribiendo un tanto poéticamente -como se comprueba en una de sus primeras novelas, «Aventuras de Juan Lucas», precursora de lo que hoy se denomina novela histórica-,se convirtió rápidamente en un escritor dinámico que rehusaba deliberadamente la minuciosidad, yendo al grano, al meollo del asunto sin forzar para nada el lenguaje y procurando claridad de expresión para sus ideas. Por estas aparentes fáciles cualidades, es muy posible que sea uno de los novelistas españoles de más amplio público, ya que su estilo no está inmerso en modismo formal alguno, sino sencillamente dentro de la dinámica propia de su tiempo y es consecuente su estilo, siempre límpido, con su mundo novelístico.

En cuanto a la temática halconiana, es la del ambiente de su tierra, generalmente, y de su señorío, algo que muchos confunden con la del nefasto señoritismo andaluz, creyéndola una firme defensa de un estilo de vida muy peculiar, por adjetivarlo de algún modo. ¿Se debe el mal entendimiento de la narrativa de Halcón por parte de algunos críticos a una falta de conocimiento profundo, tal deciamos, de los estratos sociales del pueblo andaluz? Halcón, creemos, no intenta en sus historias ninguna defensa de clase, ni tampoco postulados de rancia y nominal aristocracia trasnochada. Halcón lo que refleja es una forma de vida y una manera de interpretar la moral, sin partir de supuestos falsos, sino de realidades concretas, de las costumbres de una todavía superviviente clase social, pues sería puro equívoco creer que lo social no le interesaba al novelista sevillano. Lo que sucede es que Halcón describe un ámbito bien conocido por él, dando testimonio del mismo con todas sus consecuencias, sin prejuicios y sin demagogia, señalando lo positivo y lo negativo de unos seres detentadores de privilegios hereditarios. Abundando en esto y ante su prolífera producción y las reediciones de varios de sus títulos -algunos llevados al cine-, tenemos que reconocer que Manuel Halcón fue un novelista nato, un novelista que aunque chapado a la antigua -Torrente Ballester dijo que por él no había pasado la influencia de la novela moderna, y Diaz-Plaja que escribe con una ingenua simplicidad estilística-, se enfrentaba a temáticas de suma actualidad. Y con su pretendida antiretórica, con su lenguaje directo y con cierta riqueza rural y faenera, tal como corresponde a un andaluz con vivencias campesinas, se dedicó en algunas de sus novelas a poner de manifiesto la idiosincracia de su clase social, la alta aristocracia -no en vano poseía titulos nobiliarios-, la gente de alcurnia y de blasón, la terratenientera, sacando a relucir los defectos de sus nefastos orgullos, sus paternalismos desfasados, su supina o deliberada ignorancia de la evolución de los tiempos, su caciquismo inoperante, etc… 

Seguir leyendo…MONOLOGO-DE-UNA-MUJER-FRIA-79766-400x500

 

¿Qué te ha parecido el artículo? Mejor que no te lo cuentes y seas tu mismo quien descubra su obra

Novelas de Manuel Halcón en Alzofora

El libro de los Baltimore

Queridos lectores:

Hoy queremos compartir con vosotros una reseña realizada por Laura Fernandez, escritora del El Cultural. Si quieres saber más sobre el nuevo del libro del escritor suizo Jöel Dicker, continua leyendo:

 

“El libro de los Baltimore” 

El libro de los baltimoreEl autor de la Primera Gran Novela Americana escrita por un suizo, aquel napoleónico thriller metaliterario con homenaje al maestro (Philip Roth) incluido,La verdad sobre el caso Harry Quebert, ha vuelto. Y lo ha hecho con una monumental historia familiar, la de los Goldman, la familia del narrador escritor de La verdad sobre el caso Harry Quebert, Marcus Goldman, historia marcada por la dualidad, una dualidad maldita que se repite, incluso cuando no debería hacerlo, generación tras generación, y que condena a sus víctimas a construir un muro invisible entre unos y otros, la clase de muros que se construyen en todas las familias y que los niños ni siquiera sospechan que existen, de la manera en que ni siquiera lo sospecha Marcus mientras crece, fascinado como está por su Tío Saúl, el hermano de su padre, al que siempre, todo, parece haberle ido bien. Pero ¿realmente le ha ido todo tan bien?

Marcus, el novelista que contó la historia de su maestro, el también escritor Harry Quebert, y de lo que se encontró en su jardín (el cadáver de una chica desaparecida treinta y tres años antes), se adentra en El Libro de los Baltimore, en su infancia, adolescencia y primera edad adulta, e inevitablemente lo hace contando la historia de la Banda de los Goldman, el grupo (en un primer momento, aficionado a la jardinería) que formaba con sus dos primos: el desgarbado y enfermizo pero brillante Hillel, y el violento y corpulento Woody, un chico proveniente de un hogar de acogida que los Goldman de Baltimore adoptaron para que el pequeño Hillel dejase de ser maltratado salvajemente en todos y cada uno de los colegios que pisaba. A esa banda se sumaría, más tarde, Alexandra (a la que se refiere, en más de una ocasión, de la misma manera en la que Humbert Humbert se refería a su Lo-li-ta, es decir, con un A-le-xan-dra, en una clara referencia a uno de sus maestros, Vladimir Nabokov, que más que nunca le guía a través de esta historia, de largo aliento clásico y fascinantemente sensorial), vecina de los Goldman de Baltimore y futura estrella del pop.

Dividida en cinco partes, en cinco libros, la novela se estructura en torno a un hecho catastrófico, el Drama, algo, lo que fuese, que acabó con todo, con la idea de la familia, esa familia escindida (entre Baltimore, donde vivían Tío Saúl y los primos y tía Anita, la parte rica de la familia; y Montclair, donde vivían los otros Goldman, los padres de Marcus, los Goldman pobres) que se reunía, año tras año, por Acción de Gracias, en casa de los abuelos, el lugar en el que los secretos estaban por todas partes pero nadie podía verlos o, mejor dicho, sólo los veían aquellos que eran cómplices.

Para los chicos, para el narrador, pasaban completamente desapercibidos. Pero esos secretos eran el motor de la familia, esos secretos marcaron el curso de los acontecimientos, de la manera en que lo hacen siempre, en todas las familias, y el cometido de Marcus es ir, uno a uno, descubriéndolos, como quien abre cajitas que, pudiendo contener tesoros, contienen demonios, o los contenían, porque al abrirlas, se han liberado, y las consecuencias de su liberación pueden ser terribles.

En un momento dado de la trama, hay un intento de representación de una novela de John Steinbeck (De ratones y hombres) que, para el autor, reúne todo lo que debería contener una buena novela: “Una historia poderosa, un soplo de fuerza épica, introspección y una reflexión inteligente”. Pues bien, El Libro de los Baltimore contiene todo eso, y lo articula alrededor de la idea de esa dualidad maldita de la que hablábamos al principio, la que se da en las familias con dos hijos, dos hijos en lucha constante por el amor de sus padres, el amor exclusivo de sus padres, un amor que puede llegar a destruirlos, porque todo esfuerzo es inútil ante la permanente insatisfacción del hijo que vive creyendo que jamás estará a la altura de lo que se espera de él sin siquiera sospechar que nada espera más un padre de su hijo que que éste sea feliz. Suerte de la literatura, que, como dice el Goldman escritor, todo lo repara.

Jöel Dicker (Ginebra, 1985) ha vuelto, sí, y lo ha hecho en plena forma. El Libro de los Baltimore es una novela titánica, nabokoviana, altamente recomendable “

Fuente: El Cultural.com

 

Alzofora

Documental del escritor Juan Carlos Onetti

Queridos lectores:

Celebrando el 107 aniversario del escritor uruguayo, Juan Carlos Onetti, hemos encontrado un documental que realizo Televisión Española, el año 2011, que nos acercará a su vida y obra.

Juan Carlos Onetti

Juan Carlos Onetti

 

¿Os atrevéis a entrar en el mundo de Onetti?

Sus libros en Alzofora: 

Alzofora