Angeles y Demonios

Autor: Dan Brown
Editorial: Umbriel

Primera aparición de Robert Langdon, antes de volverse un personaje reconocido mundialmente gracias al Código Da Vinci, esta novela de Dan Brown mezcla de forma magistral la más avanzada tecnología y los conflictos etícos y morales que estos avances suscitan junto al mundo que se abre ante los protagonistas en el interior del Vaticano y en las calles de una ajetreada Roma.

«En un laboratorio de máxima seguridad, aparece asesinado un científico con un extraño símbolo grabado a fuego en su pecho. Para  el profesor Robert Langdon no hay duda: los Illuminati, los hombres enfrentados a La Iglesia desde los tiempos de Galileo, han regresado. Y esta vez disponen de la más mortífera arma que ha creado la humanidad, un artefacto con el que pueden ganar la batalla final contra su eterno enemigo. Acompañado de una joven científica y un audaz capitán de la Guardia Suiza, Langdon comienza una carrera contra reloj, en una búsqueda dsesperada por los rincones más secretos del Vaticano. Necesitará todo su conocimiento para descifrar las claves ocultas que los Illuminati han dejado a través de los siglos en manuscritos y templos, y todo su coraje para vencer al despiadado asesino que siempre parece llevarles la delantera.

El autor de El Código Da Vinci nos arrastra a una espiral de acción sin pausa, un impactante thriller donde se suceden las sorpresas y se revelan algunos de los más oscuros enigmas de la historia. Fuerzas que han permanecido ocultas durante siglos y que ahora planean destruir la Iglesia… literalmente.«

Una vez más acompañamos en estas reseñas a Robert Langdon. Mientras el Código Da Vinci se desenvolvía con soltura en un ambiente actual mientras desvelaba secretos muy antiguos y ocultos, Angeles y Demonios opta por dar un toque más futurista, a la vez que realista, a su obra al introducir las instalaciones del CERN que se extienden a lo largo de cientos de kilometros bajo tierra para mantener oculto y seguro el mayor acelerador de particulas del mundo.

Es en este lugar donde surge el detonante de la trama, la creación artificial de Antimateria, un componente básico del universo que en nuestra galaxia no se encuentra de forma natural. Esto es debido a que la antimateria y la materia (De la cual todo nuestro sistema solar esta compuesta) son contrarias, y en el caso de que se unan por accidente una se anula a la otra generando una fuente de energia capaz de vaporizar un edificio entero con apenas unos pocos miligramos.

Pero este descubrimiento tiene más consecuencias que los posibles usos armamentistitocs y energeticos, ya que podría significar el hallazgo de la Partícula de Dios, una partícula buscada de forma incansable por los científicos pues daría explicación al universo entero y su funcionamiento.

Es, tras estos sucesos, donde la trama inicia, con el asesinato del científico encargado del dispositivo que ha creado la antimateria, al cual han torturado grabandole a fuego en el pecho una palabra: Illuminati. Esta palabra ha sido grabada de tal forma que se puede leer desde cualquier angulo, este hecho tan extraño lleva al director del CERN a contactar con Robert Langdon, quien es un experto de esta orden secreta, supuestamente extinta.

 Llegamos así a conocer a fondo las instalaciones del CERN, y sus intenciones, así como a nuestros dos protagonistas que se ven envueltos de forma accidental en una conspiración que busca destruir la Iglesia. Ya que las particulas de antimateria han desaparecido del CERN y han aparecido, oculta, en un rincón del Vaticano justo cuando estan en plenas elecciones papales.

En una busqueda contra reloj, pues dicha antimateria hará explosión en 24 horas, Robert Langdon tiene ese tiempo para encontrar la bomba. Pero este no es el único peligro pues un asesino ha secuestrado a los cuatro favoritos para convertirse en papa, y este mismo asesino esta dejando los cuerpos sin vida de los favoritos, con el pecho grabado con uno de los cuatro elementos básicos: Tierra, Agua, Aire y Fuego. Cada cuerpo es asesinado con relación a dicho elemento y en un punto clave para los Illuminati.

Así, en una persecución sin tregua, donde el asesino siempre se evade de las fuerzas custodias del Vaticano, La Guardia Suiza, y se burla de Robert Langdon cometiendo sus asesinatos a escasos metros de Langdon y escabullendose segundos después.

Una novela que se traslada de una de las instalaciones científicas más avanzadas del mundo a la ciudad, cuna de la religión más poderosa de la actualidad, con gracia y sin caer en recursos fáciles, manteniendo un ritmo endiablado y haciendo muy buen uso de unos capitulos breves que te dejan con ganas de más. Sin duda una de las mejores obras del autor, a la altura de Conspiración o El Codigo Da Vinci.

Si le ha llamado la atención este libro, podrá hacerse con él aquí.

El Código Da Vinci

Autor: Dan Brown
Editorial: Umbriel

«Antes de morir asesinado, Jacques Saunière, el último Gran Maestre de una sociedad secreta que se remonta a la fundación de los Templarios, transmite a su nieta Sophie una misteriosa clave. Saunière y sus predecesores, entre los que se encontraban hombres como Isaac Newton o Leonardo Da Vinci, han conservado durante siglos un conocimiento que puede cambiar completamente la historia de la humanidad. Ahora Sophie, con la ayuda del experto en simbología Robert Langdon, comienza la búsqueda de ese secreto, en una trepidante carrera que les lleva de una clave a otra, descifrando mensajes ocultos en los más famosos cuadros del genial pintor y en las paredes de antiguas catedrales. Un rompecabezas que deberán resolver pronto, ya que no están solos en el juego: una poderosa e influyente organización católica está dispuesta a emplear todos los medios para evitar que el secreto salga a la luz.

Un apasionante juego de claves escondidas, sorprendentes revelaciones, acertijos ingeniosos, verdades, mentiras, realidades históricas, mitos, símbolos, ritos, misterios y suposiciones en una trama llena de giros inesperados, narrada con un ritmo imparable que conduce al lector hasta el secreto más celosamente guardado del inicio de nuestra era.«

Segunda novela protagonizada por el profesor Robert Langdon (Interpretado de forma magistral por Tom Hanks en las adaptaciones cinematográficas), el Codigo Da Vinci sigue siendo, a día de hoy, la obra más reconocida y famosa del autor.

Aunque Dan Brown cuenta con otros libros igualmente recomendables como las demás aventuras de Robert Langdon en las novelas: Angeles y Demonios, primera aparición del famoso profesor donde se enfrenta a enigmas en una batalla contrarreloj contra un letal asesino y una organización secreta que se creía extinta; El Simbolo Perdido tercera aventura de Robert Langdon esta vez en suelo estadounidense y perseguido por la fuerzas de seguridad del estado y por un misterioso asesino; Inferno, cuarta y útlima aventura, de momento, del profesor Langdon donde nos adentramos en los misterios del infierno de Dante; no podemos olvidar La Conspiración un thriller donde el lector no puede dejar de leer para saber que va a ocurrir en la siguiente página.

El Codigo Da Vinci arranca con fuerza, un asesinato, el cuerpo aparece en el museo más famoso del mundo posicionado como el hombre de vitruvio, con marcas en el cuerpo y en el suelo dibujadas con su propia sangre. Esta imagen da el pistoletazo de salida a una carrera por la verdad donde los enigmas ocultos durante siglos, milenios incluso, aparecen ante nuestros protagonistas como feroces contendientes de su intelecto mientras, Sophie y Langdon son acorralados en multiples ocasiones por la policia, que los cree responsables del asesinato, como de un misterioso e implacable monje a las ordenes de una secreta organización.

Envuelta en polémica, la obra más famosa de Dan Brown es una novela amena, divertida y que se lee muy facilmente, invitando a continuar hasta llegar al final. Compuesta por capitulos cortos donde las escenas se suceden con el tempo perfecto y las explicaciones resultan fáciles de comprender incluso para el lector más despistado, pero no por ello dejan de ser interesantes para los más exigentes, Dan Brown ha conseguido el equilibrio perfecto en su obra para que invite a la lectura y enganche a todo tipo de lectores, casi como si de una película se tratara.

Con personajes carismaticos, donde incluso el detalle más insignificante, como el reloj de Mickey Mouse que porta nuestro protagonista, son recordados de una novela a la siguiente, dejando siempre un regusto agradable al terminar de leer.

Si deseas leer, o releer esta obra  donde el thriller y el misterio son la tónica general, sin olvidar los enigmas antiquisimos y los datos históricos apasionantes, no dudes en buscar aquí.

El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde

Autor: R. L. Stevenson
Editorial: Millenium
«Stevenson, en este agónico y misteriosamente seductor relato, se dirige de un modo muy directo al interior de nosotros mismos, y el encanto y la repulsión que provoca Mr. Hyde en el Dr. Jekyll, de quien nace y a quien regresa cada vez con mayor descontrol y ferocidad, es una prodigiosa traducción de nuestra ambivalente relación —mitad apego, mitad rechazo— con nuestra oscuridad íntima, invencible por más reprimida que la tengamos. Tal vez por eso nos resistimos tanto a nombrar a Mr. Hyde, porque es como tocarnos con nuestros propios dedos una sombría, honda y amenazadora llaga.«

De esta forma, concisa y directa, analiza Eduardo Mendicutti una de las obras más emblematicas de Robert Louis Stevenson. A la altura de La Isla del Tesoro, es una de las obras más importantes del autor.

Comenzando la novela con una puerta cerrada de una casa desvencijada, el misterio nos envuelve mientras a nuestro protagónista le cuentan una anecdota de esa misma puerta y del extraño hombrecillo que allí se resguardo tras un lamentable incidente, un hombre menudo pero de una fuerza sin igual, llamado Edward Hyde.

No será la última vez que nuestro protagonista oiga hablar de Hyde, hasta el punto de buscarlo como un sabueso, tirando de un fino hilo que va deshaciendo el misterio a medida que crece la tensión. A medida que la trama avanza, comprobamos como el menudo Hyde va adquiriendo un porte más energico, conservando sin alteración alguna, su aborrecible rostro, que sin contar con una deformidad clara repele a todo el que le mira.

Al mismo tiempo un viejo amigo del protagonista comienza a ausentarse de forma intermitente, sin razón aparente, a medida que su salud se deteriora por momentos, el doctor Henry Jekyll, conocido por su buen hacer en el campo de la medicina y su temple y bondad es presa de algún trastorno que le debilita día a día hasta no ser más que una sombra de lo que en sus días más felices fue.

Es entonces, tras varias pistas muy bien escondidas, llegamos a la gran revelación que nos aterra y fascina por igual. Jekyll y Hyde son la misma persona. Hyde es la parte más salvaje y diabolica del anciano doctor que por accidente ha creado una formula capaz de mutar y hacer aflorar lo más perverso de nuestras almas. Y comprendemos como Hyde se ha ido fortaleciendo a medida que Jekyll enfermaba sin remisión, pues la bondad del doctor se marchitaba con cada acto de barbarie de su alterego que se fortalecia con cada atropello y bestialismo más propio de animales que de seres civilizados.

De esta forma abandonamos el extraño caso que investigaba nuestro protagonista, con un final abrupto y perfecto, con el cuerpo inerte del doctor, tumbado en un despacho destruido por un altercado de violencia que nadie ha visto, y con las autoridades buscando a Hyde pues nadie creería que Hyde ha muerto junto al doctor Jekyll.

Así concluye una de las novelas más famosas de la literatura moderna, convirtiendose en parte imborrable de la cultura popular del mundo.

Si quieres disfrutar de esta gran novela de misterio puedes pedirla aquí.