Next

Autor: Michael Crichton
Editorial: Debolsillo

«El autor nos sumerge en los aspectos más sombríos de la investigación genética, la especulación farmacéutica y las consecuencias morales de esta nueva realidad. El investigador Henry Kendall mezcla ADN humano y de chimpacé y produce un híbrido extraordinariamente evolucionado al que rescatará del laboratorio y hará pasar como un humano. Tráfico de genes, animales de diseño, encarnizadas guerras de patentes: un futuro turbador que ya está aquí.«

De nuevo, Michael Crichton se sumerge en el mundo de la alta tecnología, la bioingenieria y la manipulación genética, junto a los problemas morales, éticos y de derecho que estas nuevas ciencias estan provocando en el mundo actual. Desde las modificaciones en embriones para la creación de hibridos, hasta la lucha de los derechos de explotación sobre genes individuales por parte de empresas multinacionales.

Una serie de personajes, desde un enfermo terminal que se cura milagrosamente, según los medicos por el tratamiento recibido, y tras unas pesquisas se descubre que ha sido el propio organismo del enfermo quien ha vencido a la enfermedad y que su propio medico lo ha tapado para vender los resultados a una farmaceutica; hasta un investigador amargado por la falta de progresos en su proyecto sobre la madurez que le lleva a usar a su propio hermano, por accidente, como conejillo de indias.

Casualidades, personajes que buscan su beneficio o el bien común, accidentes, que sirven para configurar una obra que nos pone ante el cuadro actual del mundo de la medicina, la investigación y la ingeniería genética, y los multiples problemas que surgen ante tales ciencias, aun demasiado jovenes para conocer las consecuencias de jugar con ellas sin la madurez suficiente de un sabio. Crichton explica claramente como el mundo juega con fuego sin saber lo que esta haciendo.

Si esta reseña te ha abierto el apetito por esta gran novela, puedes conseguirla aquí.

El Mundo Perdido (Parque Jurásico II )

Autor: Michael Crichton
Editorial: Plaza y Janes

Continuando la reseña de Parque Jurásico nos adentramos en una secuela que ata los posibles cabos o agujeros que pudiera tener su anterior entrega.

«Continuación de Parque Jurásico, esta obra retoma los aspectos más inquietantes de la trama original y logra una narración tan emocionante como sólo el talento del autor podía conseguir. En la isla de Costa Rica donde la pesadilla comenzó, se encuentran varios cadáveres de dinosaurios. El paleóntologo Richard Levine organiza una expedición y consigue que Ian Malcolm, uno de los pocos hombres que conoce lo que realmente ocurrió en aquella isla remota, colabore en la arriesgada empresa. Como es sabido, esa isla fue el verdadero «laboratorio» del parque, donde los dinosaurios eran «fabricados» y criados sin ningún criterio científico por los responsables  de una empresa cegada por los intereses económicos. Ahora las consecuencias de tales manipulaciones son pavorosas: los dinosaurios se han vuelto violentos e impredecibles y amenazan con extender su salvaje hegemonía a todo el planeta.«

Usando las posibles fallas en la parte más técnica de la trama de Parque Jurásico nos adentramos en una obra que iguala al original creando algo nuevo, y sin perder el aire de aventura, que intencionalmente, construyó Crichton para esta entrega como un homenaje a El Mundo Perdido de Arthur Conan Doyle, de quien se consideraba un gran admirador y era uno de sus modelos a seguir como escritor.

Empezamos con el único personaje que repite de la novela anterior, Ian Malcolm, dando una conferencia en San Diego, donde se encuentra por primera vez con el paleontólogo Richard Levine. Levine empieza a incitar a Malcolm con una serie de extraños sucesos a lo largo de la costa atlántica de Costa Rica, donde criaturas aberrantes aparecen muertas medio enterradas en la arena, y destruidas en escasas horas por las fuerzas militares del gobierno costarricense. 

Ambos personajes comienzan entonces una larga investigación que les lleva a las Cinco Muertes, una serie de islas donde se rumorea que todo el que se acerca desaparece. Se empieza a fraguar una expedición a una de las islas que más interes despierta en ambos científicos, isla Sorna. Es, entonces, cuando Levine desaparece en un acto de imprudencia de visitar la isla solo y sin equipamiento.

Malcolm no tarda en viajar a Costa Rica para encontrar a Levine. Una vez en la isla se encuentran con dinosaurios viviendo en un ecosistema cerrado, demasiado perfecto para Malcolm, quien no tarda en descubrir que esta isla era el emplazamiento que usaba Ingen para crear a gran escala los dinosaurios que más tarde serían transportados a Nublar.  De esta forma Crichton transforma uno de los agujeros argumentales de su obra anterior para indagar en una trama nueva, pues como bien dice Malcolm en cierto punto, isla Nublar era demasiado «limpia» ya que la clonación no esta excenta de fallos y tiene una tasa de error muy alta que no se veía en Parque Jurásico.

No tardan en producirse los contratiempos cuando Dogson, un científico y empresario  rival, ya visto en Parque Jurásico como causante indirecto de que el parque sucumbiera a los dinosauriso, aparece en la isla con la firme convicción de llevarse a todos los dinosaurios para así poder ganar millones convirtiendolos en trofeos de caza para millonarios aburridos de matar tigres y leones.

El enfrentamiento entre Dogson y el resto de personajes se hace de forma puntual, apenas en tres o cuatro ocasiones se encuentran de forma física, pero no por ello deja de tener una carga muy importante en la trama al ver como los animales se adaptan de forma violenta a la intromisión de Dogson al punto de afectar a Malcolm y los suyos, como en la famosa escena de las caravanas donde los Tiranosaurios se lanzan contra ellas hasta tirarlas por el precipicio donde estaban aparcadas.

En esta trama, con una carga mayor de aventuras y acción, no podemos olvidar los tecnicismos y las explicaciones científicas, en su mayor parte matemáticas, de las que hace gala Crichton para que los aspectos más fantásticos queden diluidos hasta hacerlos indiferenciables de la realidad dando al conjunto una solidez que ha día de hoy sigue inquebrantable.

Y como ocurriría con su primera parte, esta obra no se quedo con su versión cinematográfica, la cual se distanció de forma clara de la obra original, pero contando aun con unos efectos digitales que siguen en la memoria colectiva. De esta forma, El Mundo Perdido se convierte en una secuela digna de la obra original, sabiendo innovarse a sí misma para distanciarse de Parque Jurásico y creando su propia trama independiente, pero relacionada. Sin duda una obra que debe leerse si se es fan de la ciencia ficción.

Si te ha interesado este libro puedes adquirirlo aquí.

Jurassic Park (Parque Jurásico)

Autor: Michael Crichton
Editorial: Plaza y Janes

«En esta aterradora novela los dinosaurios vuelven a conquistar la Tierra. Michael Crichton, uno de los autores más brillantes de la actual ficción científica, narra el desesperado intento realizado en una isla remota para evitar un desastre mundial originado en el afán insaciable de comercializar la ingeniería genética. Sin duda la novela más ambiciosa del autor, Parque Jurásico combina magistralmente ciencia e intriga y apunta una inquietante posibilidad que, conforme los espectaculares avances científicos, puede convertirse en una monstruosa realidad.«

Michael Crichton ya era un afamado escritor antes de publicar Parque Jurásico, con titulos como La Amenaza de AndromedaEsfera, Congo, El Gran Robo del Tren, pero fue con esta obra con la que alcanzo un estatus permanente de escritor superventas, reconocido por ser de los pocos escritores que desarrollaban sus fantasias desde un prisma real y cientifico contrastado. Algo evidente en obras posteriores como Next, El Mundo Perdido o Estado de Miedo.

Aun siendo pura fantasia, como bien se asegurada de recalcar en algún punto de la trama en la mayoría de sus escritos, siempre dejando claro que a pesar de basarse en hechos reales y contrastados no dejaban de ser conjeturas y por tanto pura fantasia. Tal y como deja constancia en Estado de Miedo:

«Este es un libro de ficción. Los personajes, empresas, instituciones y organizaciones de esta novela son fruto de la imaginación del autor o, si son reales, se usan de forma ficticia, sin voluntad de describir su actividad real. Por otra parte, las referencias a personas, instituciones u organizaciones reales citadas en las notas al pie son correctas. Los pie de página son verdaderos.«

Crichton siempre daba información en forma de notas de prensa, estudios científicos y ensayos para crear una base real y plausible para sus tramas fantásticas. Así nos adentramos en Parque Jurásico, donde, surgiendo de las investigaciones de colegas de Crichton, el autor se plantea la posibilidad real y tangible de que sea posible extraer el genoma de un ser extinto de sus fosiles y clonarlo.

Esta premisa, ya de por si fascinante, no es más que la estructura sobre la que se sustenta un thriller científico, donde se producen escenas de trepidante acción como la estampida de una manada de gigantes saurios que huyen del Tiranosaurio, o de tensión aterradora con la escena de un raptor enfrentado a dos niños en una cocina a oscuras, pero no todo es trepidante y Crichton deja hueco en la trama para tratar temas muy serios como la comercialización de la ingeniería genética, el espionaje industrial, la falta de escrupulos en pos de conseguir un avance en la investigación, la etíca tras la creación de vida y su posterior mejora cambiando el codigo génetico, incluso hay hueco para las matematicas, a fin de estudiar la posibilidad real de que se pueda controlar un zoologico de estas caracteristicas o si el ser humano es en verdad capaz de crear un desastre ecologico del cual el planeta sea incapaz de soportar y sucumba a la extinción masiva y perpetua.

Una obra fascinante que bien puede aterrarnos con los asesinos silenciosos que son los dinosaurios, o su fragilidad ante una existencia en un tiempo que no es el suyo, pero también aleccionarnos acerca de temas muy interesantes como el cambio climatico, los debates eticos y morales en sectores científicos demasiado vanguardistas para que haya dado tiempo a analizar las consecuencias a largo plazo.

Una de las obras más populares de las últimas decadas, en cuanto a Ciencia Ficción se refiere, que antes de ser públicada ya tenía proyectada una película en ciernes, pues Steven Spielberg, amigo del autor, no dudo en comprar los derechos tras una breve charla con Crichton acerca del argumento.

Una obra imprescindible para todo buen amante de la ciencia ficción y el thriller. Tal vez pueda parecer compleja, pues a menudo detiene la acción a fin de explicar, de forma muy sencilla, las teorias matemáticas en las que se sustenta un persona para dejar constancia de la imposibilidad que es controlar una entidad biológica desconocida a largo plazo. Pero no dejan de ser parones, que vistos desde el prisma adecuado, pueden resultarnos muy atractivos por las ideas que suguieren los mismos.

Si te ha interesado este libro puedes adquirirlo aquí.