Los Mares del Sur

Editorial: El Mundo

 Toda literatura es experimental por definición y la de MVM experimenta sobre comunicabilidad, con un discurso que reflexiona sobre algunas constataciones: nada es lo que parece, el mal se agazapa dentro del bien, la verdad y la mentira tienen la misma sonrisa y hay que aprender a amar y a vivir. MVM ha elegido materiales de derribo de todos las literaturas, de todos los boleros, incluidos los de la llamada novela negra, para la construcción de su propuesta literaria. Y eso imprime carácter […] MVM es un maestro y cuando le abres la puerta, la abres del todo y le dejas pasar para que te cuente, por ejemplo, cómo  Los mares del Sur están en cualquier esquina, en el trayecto de un autobús o en la memoria de cualquier cama perdida, manchada de sudor y de sueños.

 Perteneciente a la generación de los novísimos de Castellet, en cuya célebre antología aparecía como poeta senior, Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939) ha sido definido como un peligroso polígrafo. Dejando aparte el adjetivo, el carácter de polígrafo queda suficientemente acreditado por una vasta y variada obra que cubre la poesía, la narrativa, el ensayo, los textos experimentales de difícil clasificación, el periodismo en sus formas más variadas (merecen destacarse sus libros de conversaciones como Un polaco en la corte del Rey Juan Carlos) e incluso las letras de cancioens. Su poesía está recogida en el volumen Memoria y deseo. Ha publicado ensayos como Panfleto desde el planeta de los simios, el estudio biográfico Pasionaria y los siete enanitos, las novelas de fondo biográfico Galíndez y Autobiografía del general Franco y otras como El pianista o El estrangulador. Entre otros premios, tiene el Nacional de las Letras.

Pero de esa larga obra, la serie sin duda más famosa es la del detective Pepe Carvalho, con la que Vázquez Montalbán abrió las puertas para el desarrollo de la novela policíaca española que se dio a partir de la transición. Tras aparecer como agente de la CIA en la experimental Yo maté a Kennedy y, ya como detective, en Tatuaje, el personaje cobra cuerpo en La soledad del manager y Los mares del Sur, ganadora del premio Planeta en 1979. La investigación del asesinato de un rico empresario catalán da pie a Carvalho para moverse entre las distintas capas sociales de una Barcelona posfranquista.

Por debajo de sus tics gastronómico-culturales (las recetas de cocina, la ritual quema de libros) o de su aparente cinismo, Carvalho es alguien de vuelta de muchos sueños, pero siempre comprometido con los peatones de la Historia. La Constitución no tenía ni un año de vida y, en la novela, la policía mantenía unas relaciones tensas con un Carvalho cuyo pasado tenía my presente. Las necesidades de la investigación obligan al protagonista a viajar a través de una burguesía, que sin complejos ni ataduras emprende nuevos negocios, y de un proletariado obligado, como siempre, a apretarse al cinturón y postergar sus reivindicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *