Cuidados con un libro prestado

Queridos lectores:

Todos los grandes aficionados y amantes de la lectura y de los libros sufrimos cuando veos que alguien trata mal un libro.

¿Quién no ha ido a la biblioteca y ha sentido tristeza al ver un libro, viejito y gastado por el uso?libro antiguo

Hay que cuidar mucho los libros, para que otras personas los puedas leer, o para releerlos nosotros mismos, pero que pasa cuando prestas un libro?

Dicen que los libros son “orgullosos” y no vuelven a su dueño ¿Os ha pasado?

Hoy queremos recordamos 5 cosas que jamas hacer con un libro prestado 

1. Doblar sus página: siempre hay que usar un marca páginas, pero con mayor razón si el libro no te pertenece.


2. Subrayar, escribir o anotar: todos hemos sentido el impulso de marcar algún párrafo que nos gusta, ¿Verdad?  Hay que resistir el impulso, ni siquiera en lápiz, que luego nos olvidamos de borrar.

3. Llevártelo a la piscina o a la playa: la humedad y el papel no son grandes amigos, y es preferible mantenerlos lejos.

4. Represtarlo: cuando prestas un libro, las posibilidades de no volver a verlo son altas, mejor no jugar con fuego y no dejárselo a nadie. Recuerda que NO es TU libro.

5. Darle otro uso: todos hemos visto alguna vez, usar los libros de tope… de posavasos,,,.inmumerables usos que no hay que aplicar.

Por supuesto, cuando te dejan un libro, lo que siempre hay que hacer es LEERLO,  no hay que olvidar que se pueden herir los sentimientos de la personas que con toda su ilusión te lo presto para hacerte disfrutar y poder compartir el placer juntos.

Leer es un placer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *