Antonio Gamoneda

Queridos lectores: Antonio Gamoneda

Hace 84 nacía en Oviedo, Antonio Gamoneda, no es de los poetas más famosos de España, pero sin duda, su poesía merece ser leída por todos, por ello vamos a compartir con vosotros uno de sus poemas.

 

 

SUCESOS
Cuando del corazón surge un grito amarillo
y las madres escupen a los rostros amados,
vienen al túmulo el pastor de sombras
y el anciano de manos invisibles.

Ríen las máscaras carnales
de los abandonados y la serpiente negra
obedece al silbido del último verdugo.

Un huracán de signos avanza inútilmente
hasta la aurora inversa. Las últimas mentiras
se disfrazan de invierno.

Alguien entra, desnudo, en la fosa de los números.
Alguien habla de pájaros cercado por la púrpura
y aún hay otros que cantan al borde del suicidio

.
Veo muerte en la luz. Van a venir muy pronto
los reptiles del llanto.

Hay fístulas y sombras y la sabiduría
es sólo la sustancia que precede a la muerte.

Un paso más allá, todo es inexistencia,
todo se explica en el no ser.

Es la calcinación; un perro sangra
rodeado de ausentes. Abre miradas frías
y luego se convierte en azul para siempre.

Cunden fétidas rosas; sus pétalos cansados
se hierven para el hígado. Son azules. Los hierven
las madres que escupieron heridas por rectángulos.

Frutos enloquecidos
copulan con los restos desprendidos del fósforo,
con los últimos signos, con los incomprensibles.

En la hora imposible despertará el durmiente.
Como un cuchillo negro te mirarán sus ojos.

Quizá aún te salves. Piensa:
la luz es el comienzo de la causa invisible
y, pesar de sí misma, la materia es sagrada.

“Perteneciente por edad a la generación histórica de los cincuenta, Antonio Gamoneda es un poeta atípico respecto de los usos y rasgos habituales entre sus coetáneos. Su poesía es, toda ella, una consideración sobre la muerte. El dolor ante la injusticia, la propensión a la belleza, y una piedad asentada en la fraternidad de los desheredados,

alcanzan en sus versos una rara intensidad expresiva al servicio de un pesimismo

Obra de Antonio Gamoneda

 

esencial.” Fuente: cervantesvirtual

 

¿Te sientes preparado para descubrir más sobre su poesía? En Alzofora, podrás encontrar Blues castellano (1961-1966), la cuál no pudo ver la luz hasta 1982 debido a la censura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *